07-03-2016 | Seguro básico cubrirá a terceros sin exclusiones.

Seguro básico cubrirá a terceros sin exclusiones

Fuente: La Prensa / Roberto González Jiménez

Los daños a terceros deberán ser cubiertos por la aseguradora del auto que causó el accidente. No podrá alegar que el conductor iba ebrio o no tenía licencia.

La semana pasada la Asamblea Nacional aprobó en tercer debate el proyecto de ley 232 “que regula el seguro obligatorio básico de accidentes de tránsito”. Con esta iniciativa, las autoridades tendrán más herramientas para fiscalizar que todos los vehículos tengan el seguro básico obligatorio y se amplía la cobertura de este.

En la actualidad, en las pólizas de autos se incluye una serie de exclusiones que limitan la responsabilidad de las aseguradoras con terceros afectados en un accidente de tránsito. Si un conductor maneja bajo los efectos del alcohol o sustancias prohibidas, no ha cancelado la prima o no paga un deducible, la aseguradora no se hace responsable de los daños a las personas y a las propiedades ajenas causados por su asegurado.

Esta norma establece que “las pólizas incluirán en su cobertura los daños a la propiedad ajena y lesiones causadas a terceras personas por accidentes que ocurran cuando alguno de los conductores se encontrara con aliento alcohólico, en estado de embriaguez o bajo los efectos de sustancias prohibidas o de medicamentos prescritos cuyos efectos disminuyan las facultades psicológicas”.

No se podrá tampoco condicionar la indemnización a terceros al pago de un deducible, exigir que el contratante de la póliza presente un reclamo, ni declinar el reclamo del afectado porque el conductor responsable no portaba la licencia de conducir al momento del accidente.

El modelo de póliza que tomarán como referencia las aseguradoras será elaborado por la Superintendencia de Seguros y Reaseguros.

Estos preceptos deberán ser incluidos también en las pólizas de cobertura completa.

El superintendente de Seguros y Reaseguros, José Joaquín Riesen, dijo que en la región, Panamá es el único país donde no se estaba pagando en estos casos. “Panamá se está poniendo al día con su población para no desprotegerla”, puntualizó.

El director ejecutivo de la Asociación Panameña de Aseguradores, Carlos Berguido, dijo que el gremio está a favor de la iniciativa y que durante varios meses han estado participando en las discusiones.

Consultado sobre una eventual subida de tarifas, aseguró que va a depender de cada compañía y de cómo discurra el primer año desde la implementación de la ley.

La norma entrará en vigor 90 días después de su promulgación.

 

El otro gran objetivo de la norma es mejorar la fiscalización de las autoridades sobre la tenencia del seguro básico. Aunque es obligatorio por ley, en la práctica se ha comprobado que muchos autos circulan sin tener una póliza vigente y, por lo tanto, no tienen quién se haga responsable de los daños que causan en caso de tener un accidente.

Para remediar esta situación, se creará una base de datos a la que las aseguradoras volcarán la información de sus pólizas de autos. Esa información podrá ser cruzada por la Autoridad del Tránsito y el Transporte Terrestre, que mantiene el registro de las placas de los vehículos.

En cualquier momento, el Tránsito podrá verificar qué auto está circulando sin seguro. Esa información será incluida en los dispositivos portátiles que utilizan los agentes, y va a haber sanciones severas, incluyendo la remoción de automóvil, comentó Berguido, quien calificó la medida como un gran avance para la sociedad, porque, en la actualidad, “sabemos que hay muchos carros sin póliza, pero no hay forma de verificar”.

Aumenta contratación

Los seguros de autos, precisamente por su condición obligatoria, son los más demandados en el país. Al cierre de 2015 había en Panamá 593 mil 644 pólizas de autos vigentes, lo que representa un aumento de 25% en comparación con el cierre del año anterior.

El volumen de primas pagado por los clientes ascendió a $267 millones desde $234 millones de 2014, lo que supone un aumento de 14.12%.

El total de pólizas vigentes de todo tipo de productos fue de 1.2 millones. Es decir, casi una de cada dos pólizas que se venden en Panamá es de auto.

El parque vehicular es de alrededor de 1.2 millones de autos, con lo que habría una diferencia notable entre el número de pólizas y el de vehículos en circulación.

No obstante, varias fuentes de la industria apuntaron que la cantidad de pólizas reportada en las estadísticas oficiales no corresponde exactamente con la de vehículos asegurados, ya que hay muchas flotas de autos que operan bajo una única póliza.

Cabe resaltar que en el 2015  la venta de primas alcanzaron  $1.388 millones, lo que representó un incremento de 3,4%, unos $45,7 millones más, en comparación con igual periodo del año anterior cuando ascendió a   $1.343 millones.

Fueron los  ramos de salud con $177,3 millones; automóvil con $144,6 millones; colectivo de vida con $54,3 millones; fianza con $37,3 millones y vida individual con un monto de $30,9 millones los cincos ramos que registraron mayor siniestralidad. Sumando en conjunto un total de  $442 millones

Sin embargo, hay que subrayar que, pese a que estos ramos reportaron los mayores saldos en pago de siniestros no todos figuran entre los que experimentaron  mayores crecimiento en  el pago de siniestros. Ese segmento lo lideran los ramos técnicos con un aumento de 146,9%; fianza con 108%;  accidentes personales con 78,7%; responsabilidad civil con 10,7% y salud con 15,7%, según cifras de la Ssrp.

Para el Superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp), José Joaquín Riesen,  el ramo  que genera mayor preocupación es el de salud, a tal punto que las empresas aseguradoras han solicitado, de forma urgente, se evalúe un posible incremento  de las pólizas, ante  el alto costo de los insumos y la  atención médica en  Panamá.

Sin embargo, señaló que  antes de tomar cualquier decisión al respecto  se analizará detenidamente el caso, ya que todo incremento debe ser justificado, tomando en cuenta que si el consumidor no puede asumir el alza podrían disminuir las ventas.

Precisó que en estos momentos se está evaluando con detenimiento  la situación, porque un incremento no justificado podría, además, elevar la presión sobre los servicios de salud públicos del país.

Por su parte, José Antonio Eleta, presidente de la  Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea), manifestó que el aumento en las pólizas de salud es necesario, para que la actividad pueda ser rentable.

Para Eleta  “lo primero que se debe hacer es evaluar la transferencia de los riesgos a los asegurados (prima, deducible y copago), los que se han mantenido estables, mientras que cada año aumentan los siniestros”.

El dirigente preció que los actuales costos son    insostenibles, por lo que para  lograr un equilibrio las pólizas de salud deben incrementarse entre un 10% y un 12%.

Por otro lado, Gabriel De Obarrio III, CEO de Assicurazioni Generali, explicó que en los ramos de fianza y automóvil  la siniestralidad es elevada, debido a que los gastos administrativos son altos.

En  el caso del ramo de  automóvil se requiere de mayores recursos debido al volumen de las transacciones y la atención de los siniestros, indicó De Obarrio, quien agregó que  algunas aseguradoras podrían estar colocando los gastos de asistencia vehicular en el renglón de gastos administrativos.


Ubicación


Apadea

Dirección:

Edificio APADEA, Bella Vista, Calle Venezuela No.46-113

Panamá, República de Panamá

 

Teléfonos:

(507) 225-4445 - (507) 225-9475

 

Fax:

(507) 225-8259

 

Apartado Postal:

0816-03037, Panamá, República de Panamá